Empresas aprendieron sobre la felicidad productiva y proyecto cultural del Ejército en Quillota

En almuerzo organizado por Otic ProAconcagua y Fundación La Semilla, los representantes del mundo privado participaron activamente de la jornada, realizando preguntas y demostrando su compromiso con estas temáticas.

El proyecto patrimonial que se está desarrollando en el Campo Militar San Isidro de Quillota y el modelo de la Consultora Liderazgo Chile sobre felicidad productiva fueron las temáticas que se abordaron en un nuevo almuerzo con empresas de la región, organizado por Otic ProAconcagua y Fundación La Semilla, en la Casa Central de esta institución solidaria. Los representantes del mundo privado valoraron ambas exposiciones y aprendieron sobre cómo motivar a sus empleados y así aumente la productividad de sus negocios.

La primera exposición estuvo a cargo del oficial en retiro del Ejército, Enzo Marisio, quien se refirió al proyecto patrimonial del Campo Militar San Isidro, en Quillota. “Ya terminamos la parte inicial de este plan maestro, nos encontramos en la etapa de diseño de algunos proyectos y hay otros que están ejecución. Para nosotros es importante mostrar esto a todas las empresas y fundaciones que están relacionadas con lo cultural y social, para así generar una masa crítica que pueda conocer lo que estamos haciendo, abriendo este lugar a la comunidad”, expresó Enzo Marisio.

Luego fue el turno del de la Consultora Liderazgo Chile, entidad que pronto espera convertirse en una fundación, para realizar charlas a empresas y distintas entidades sobre la felicidad productiva. En esa línea, el expositor comentó que “por sobre todo queremos generar una relación mucho más cercana y leal en las empresas entre los empleadores y los trabajadores”.

Agregó que “nosotros vemos que existe una dicotomía entre los objetivos de la empresa y la realidad de los trabajadores. Por ello tratamos de vincular un modelo que se llama Felicidad Productiva, donde vemos las necesidades de los empresarios y los empleados, tratando de generar una sinergia en que los segundos entiendan cuáles son los objetivos de la empresa y los primeros comprendan las necesidades de los trabajadores”.

Una de las asistentes, la coordinadora de la Otec Nivela, Roxana Irarrázaval, comentó que “la actividad me pareció muy buena, interesante, porque conocimos sobre este proyecto precioso de San Isidro. Y en el caso de la charla sobre productividad, lo que rescato es la importancia de que el empresario y el trabajador deben trabajar como un equipo”.

Cabe mencionar que las empresas participaron activamente de la jornada, realizando preguntas a los expositores, demostrando su compromiso con estas temáticas.